16 abril 2009

Mi perro adoptivo







Aun no tiene nombre, y vive en la escuela, siempre la saludo diciéndole: ¡Hola bombón! y procuro jugar con ella darle agua y comida. Quisiera traérmela a mi casa pero en verdad no puedo y es un perro muy noble y educado, algunos piensan que alguien lo abandono ahí en la escuela o se escapo de alguna casa, porque es medio bebe aun, y tiende a acercarse a las personas de una forma muy hogareña o domesticada.

2 comentarios:

Jagaa Sirius Zephyr de Atl dijo...

woo está genial, si se ve que aun no crece demasiado, sobre todo en la segunda foto
que chido que la trates asi =D

Dixie dijo...

deberias de hacer tu casa un refugio para perros o amigos pedos jajaja